¿Cómo preparar el cerebro para administrar mejor el tiempo? (por Sebastián Sánchez Fay)

In todas, _Administración, _Coaching, _Educación, _Estrategia, _Marketing, _Neurociencia, _Planeamiento by OtrosLeave a Comment

¿Cómo preparar el cerebro para administrar mejor el tiempo?

 

Por Sebastián Sánchez Fay

 

 

Focalizar las percepciones en nuestras acciones

No podemos elegir todo lo que nos pasa, pero siempre podemos elegir cual será nuestra actitud frente a los hechos.

Si esperamos por el momento adecuado para iniciar una acción, podemos llegar a esperar toda la vida. Nuestra primer barrera a vencer para administrar mejor nuestro tiempo, es enfrentarme  con el peor enemigo  (o el mejor aliado) que podemos tener, nosotros mismos.

Es por eso que necesitamos aprender a poner foco en desarrollar nuestro propio plan de manera efectiva y no vivir según el plan de los demás.

 

Flexibilizar los modelos mentales

El hecho que tengamos un plan no significa tener una estructura rígida inamovible, sino que es importante considerar la capacidad de adaptación y que nuestro plan sea flexible en cuanto a acciones pero no dejando de perseverar en el cumplimiento de nuestros objetivos.

Como diría Albert Einstein:

“Locura es hacer lo mismo y esperar resultados diferentes”.

 

Inteligencia espacio temporal

Si hay algo que tenemos que apreciar en nuestra vida es el valor del tiempo y aplicar la inteligencia para manejarlo eficientemente.

Cuántas veces hemos pronunciado frases del tipo:

  • «Tanto por hacer… y tan poco tiempo»  (Cecil Rhodes)
  • «No me alcanzan las horas del día… ojalá el día tuviera 40 horas»
  • «Cada vez tengo menos tiempo para hacer las mismas cosas»

 

Preguntas clave:

¿Nos alcanza tu día?

¿Cuantas horas te gustaría que tenga?

Si hoy fuese el último día de nuestra vida:

¿Querrías  hacer lo que ibas a hacer hoy?

¿Somos conscientes que el tiempo es limitado y no se recupera?

Al respecto, Benjamín Franklin decía

“El tiempo perdido no se recupera nunca y cuando decimos que tenemos tiempo de sobra, descubrimos siempre que nos falta tiempo”

La Clave entonces será cómo Administrar eficientemente el tiempo, entendiendo que es un recurso escaso?

 

 

Administra mejor el tiempo y tú tiempo

 

Tu tiempo es tuyo y te pertenece, solo tú puedes mejorar la  administración de tu tiempo cambiando el modelo mental y cambiar cantidad por calidad.

Séneca decía sobre la brevedad de la vida: “No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho”

Cuando  nos referimos al tiempo, referenciamos el valor  que le damos a su uso;  dado que en definitiva es aprender a valorarlo a él y valorarnos a nosotros mismos; porque, si no aprendemos a valorar nuestro  tiempo no haremos nada con él.

Diría al respecto M. Scott Peck:

“Debemos aprender a Administrar nuestro tiempo que es vital y limitado, para lograr mejorar los objetivos propuestos“

Administrar el tiempo no significa hacer más cosas en menos tiempo, sino que implica la utilización de técnicas que nos permita aprender a diferenciar lo que es importante y/o estratégico  para nuestras vidas de lo que es urgente y/o no tan importante.

Síntesis:

“Si sumas cuánto tiempo dedicas a las urgencias verás en qué medida estás dejando de ser productivo realmente, se trata de elegir la unidad de tiempo que le vamos a dedicar a cada cosa”

El problema de las personas que no logran cumplir con sus objetivos  ruge porque  se enfocan en aquellas cosas  que consideran urgentes y esto , entonces, les absorbe demasiado tiempo  que obliga a dejar de lado o posponer las cosas importantes.

Las cosas urgentes no son importantes, pero se vuelven prioritarias si no las resuelves cuando debes hacerlo.

 

Gestionar el tiempo bien o mal, es entender si las actividades que desarrollas están orientados o no a objetivos que buscas, es decir, hacer foco en aquellos deseos que son importantes para tú vida.

Debemos entonces cambiar la perspectiva del tiempo y tomarlo como un aliado, y no tomarlo como un enemigo contra el que luchar .

Los minutos que utilizamos en forma innecesaria, se los quitamos a las vivencias felices..

En lo personal la frase que comparto a continuación me toca especialmente en mucho del recorrido que he tenido y en mi forma de actuar:

“Nunca  podría haber hecho lo que he hecho, sin los hábitos de puntualidad, orden y diligencia, sin la determinación de concentrar en mí un objetivo a la vez”. Charles Dickens

Descubre tu pasión y elige como vivir tu vida

Vivir con pasión es algo que todos podemos conseguir, pero que necesitamos aprender.

La clave está en vivir cada día de la vida como si fuera  el último.

Vivir como si fuera el último día significa poner más foco  en el amor, en la caridad, en el servir al otro.

Vivir como si fuera el último día significa no quejarse, no dejarse llevar por la inmediatez y lo momentáneo; es decirse interiormente: “me he equivocado” y seguir trabajando en ser mejor persona.

Es permitirnos reconocer  y aprender a dar las gracias por todo lo vivido en esta vida única e irrepetible.

Reflexión final:

“Las personas que tienen una verdadera y profunda vida interior son las que mejor pueden superar las pequeñas incomodidades del mundo exterior”. Evelyn Underhill

Nunca perdamos nuestra capacidad de tomar decisiones, ya que cuando decido, tomo control sobre mi vida y elijo la mejor alternativa posible, según mi propio criterio, independientemente de los resultados.

Aquellos que no toman decisiones se convierten en víctimas de las circunstancias y de las personas que tomaron la determinación por ellos.

 

Reflexiones y recomendaciones del Dr. Piedrola (Oscar Malfitano Cayuela)

El tiempo siempre pasa, tiempo para entender, tiempo para aprender, para pensar, para saber y si el tiempo es un problema, el problema es contigo, por ello, te recomiendo dos canciones:

Qué es el tiempo de Jarabe de Palo https://www.youtube.com/watch?v=kb50YyibkFc

El problema, de Ricardo Arjona. https://www.youtube.com/watch?v=zmI6XUoZjOY

 

Adaptación del texto: Oscar Malfitano Cayuela

Diseño gráfico provisto por el autor

Leave a Comment