RSE: otra cuestión de management femenino

In todas, Uncategorized, _Administración, _Estrategia, _Liderazgo by Silvia BidondoLeave a Comment

Como respuesta a los agravios que emergen y ante la obligación que tienen las economías globales, nace la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) la cual ha evolucionado y ha hecho partícipe y responsable a las empresas en la definición del tipo de sociedad a la que aspira.
Esta nueva transformación invita a las empresas a desempeñar el rol de líder en la solución de problemas sociales y a contribuir activamente con iniciativas que den respuestas a los mismos.
Ya no se trata de barrer lo sucio debajo de la alfombra…

¿Qué estilo de liderazgo es el adecuado para afrontar este desafío?

La visión de la empresa respecto a su filosofía, metas y políticas, en el marco de la sociedad, ha ido transformándose en la última década.

En el pasado lo que identificaba una empresa competitiva era básicamente el precio de sus productos. Después, lo que identificaba una empresa competitiva eran sus productos y servicios.

Ahora, las empresas deben invertir en perfeccionar sus relaciones con todos los públicos de los que depende y con los que se relacionan: clientes, proveedores, empleados, socios y colaboradores.

Eso incluye también la comunidad en la que la empresa actúa, el gobierno, sin perder de vista la sociedad en general que construimos día a día.

Fabricar productos o servicios que no degraden el medio ambiente, promover la inclusión social y participar del desarrollo de la comunidad de la que forman parte, entre otras iniciativas, son diferencias cada vez más importantes para la empresa en conquista de nuevos consumidores o clientes.

El factor fundamental de este cambio está relacionado con el mayor protagonismo de los consumidores, y la fuerza trascendente que opera desde el mercado. En esta era los productos y sus responsables, son sujetos a un control exhaustivo continuo que van más allá de la calidad y eficiencia.

En este criterio interviene de manera sustancial un nuevo concepto que prevé y atiende no sólo las necesidades propias de la empresa como tal, sino también su nivel de compromiso con la sociedad.

El nuevo concepto interpreta la estrecha relación de éxito de los negocios, con la percepción de los diferentes públicos interesados en cuanto al grado de involucramiento y compromiso social que muestra una empresa.

Las consecuencias de nuestras acciones duran más que nuestra propia vida.   

Lo que esta en juego, entonces es el destino de nuestro sociedad y, ciertamente, la calidad de vida de nuestros hijos.

Las empresas que adoptan un comportamiento socialmente responsable, son poderosos agentes de cambio para, junto con el estado y la sociedad civil, construir un lugar mejor en el cual vivir. La participación del sector empresarial, por su capacidad creadora, sus recursos y su liderazgo, es crucial para generar un cambio de rumbo hacia el desarrollo sustentable. La responsabilidad social se está haciendo cada vez más importante para el éxito empresarial y esto abre nuevas perspectivas para la construcción de un mundo económicamente más prospero y socialmente más justo.

Estoy realmente convencida que la Responsabilidad Social Empresaria es un camino que, día a día, se va construyendo junto a todo el sector empresario grandes empresas líderes y pequeñas empresas.

La empresa que adopta prácticas de RSE tiende a tener una gestión más conciente y mejor claridad en cuanto a su propia gestión.

Consigue un mejor ambiente de trabajo, con un mayor compromiso de sus funcionarios, relaciones más consistentes con sus proveedores y clientes y mejor imagen para la comunidad, lo cual contribuye a su permanencia y crecimiento. Al asumir una postura comprometida con la RSE las empresas se tornan agentes de un profundo cambio cultural, contribuyendo para la construcción de una sociedad más justa y solidaria.

El desafío actual  de ser líder es afrontar  un contexto donde  la deshumanización se hizo cargo de casi todos los aspectos de la vida en las empresas.

Ya se ha analizado en trabajos anteriores que las mujeres  tienen cualidades que la hacen más permeable a los climas emocionales, al manejo de los conflictos, a la horizontalidad, al trabajo en redes, a pensar en el desarrollo de las personas y sus necesidades humanas, a la complementariedad, la compasión, el cuidado del planeta y al compromiso y  la responsabilidad.

Con el presente trabajo se analizará si el estilo de liderazgo ejercido por las mujeres, resulta el más adecuado a los requerimientos actuales de la RSE. 

 

bidondo 2Seguramente podemos hacer más de lo que imaginamos para recorrer  este nuevo tiempo, basta con comenzar.

Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

Se entiende por Responsabilidad Social Empresarial (RSE) a la  filosofía corporativa adoptada por la alta dirección de la empresa para actuar en beneficio de sus propios trabajadores, sus familias, el entorno social en las zonas de influencia de las empresas.

Es decir, es una perspectiva que no se limita a satisfacer sólo al consumidor, sino que se preocupa por el bienestar de la comunidad que se involucra.

Teniendo  en cuenta que la principal finalidad de toda empresa es optimizar beneficios para enfrentarse a la competitividad de mercado y asegurar en lo posible su supervivencia… cabe las siguientes preguntas:

¿Porqué los empresarios deberían seleccionar y controlar inversiones sociales, más allá de las esenciales y exigibles legalmente?

¿Dónde está el límite de las normas reglamentarias y las voluntarias?bidondo 3

En realidad, aún es posible mantener cierta despreocupación ante estos temas y pasar desapercibido, por ejemplo, disimulando ciertos “desvíos”, aprovechándose de trabajadores inmigrantes pagándole sueldos ínfimos, con horarios extenuantes, no aplicando con rigor normas de seguridad en el trabajo, no formando a los trabajadores, no cuidando suficientemente los aspectos medioambientales, y no ofreciendo productos de primera calidad, todo esto para obtener mayores beneficios, al reducir los costos operativos.

Pero….¿Ud recuerda el caso de las multinacionales norteamericanas, que engañaron a sus accionistas en sus balances económicos confabulándose con empresas auditoras?

¿Y  el accidente ocurrido en la Discoteca Cromañon?
¿Cuánto tiempo ha de pasar, para apagar el dolor que ha provocado la despreocupación de algunos?

Liderazgo Moral

Se considera que los líderes morales deben poner su carisma al servicio de la sociedad y de los demás. También esta el tema del abuso del poder de los lideres, por ejemplo, cuando se conceden ellos mismos salarios cuantiosos y al mismo tiempo, tratan de reducir los costos despidiendo empleados de mucho tiempo.Desde luego, el tema de la confianza remite explícitamente a la honestidad y la integridad del liderazgo. La eficacia del liderazgo tiene que referirse a los medios que usa el líder al tratar de conseguir sus metas, asi como al contenido de esas metas. ¿Un líder es eficaz si erige el éxito de su organización vendiendo productos que dañan la salud de sus consumidores?

El liderazgo no es ajeno a los valores, antes de juzgar que un líder es eficaz , debemos considerar los medios de que se valió para alcanzar sus metas y el contenido moral de éstas.

Antecedentes sobre responsabilidad social de las empresas

El tema relacionado con la responsabilidad social de la empresa viene siendo objeto de discusión desde hace muchos años.  Sin embargo, cabe destacar que, desde el inicio de la década de los sesenta, el significado de RSE ha venido cambiando de modo radical.

Las primeras discusiones se centraron en torno a la responsabilidad social, no de la firma comercial, sino del empresario en sí,  poniendo especial énfasis en lo que éste debía aportar fuera de sus horas activas en la empresa y al margen de ésta.

Recientemente se ha venido produciendo un creciente énfasis en los aportes de la empresa hacia fines sociales y filantrópicos.

En la década del 90, se realizaron en Europa y Estados Unidos, los primeros estudios de RSE  con el fin de proveer un significado de la RSE, y uno de los que más impacto causó, fue el realizado en 1998 por el World Business Council for Sustainable Developme (WBCSD), basado en entrevistas y diálogos con representantes de los negocios de Taiwán, Tailandia, Filipinas, EEUU, Brasil y Argentina.

Es en estos últimos años cuando aparecen significativas directrices y pautas de actuación en esta materia de manos de organismos internacionales.

En el siguiente cuadro  se citan las más recientes y significativas, por no citar históricas disposiciones, por ejemplo de Naciones Unidas y en particular de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, que ha tenido un relevante papel en esta materia desde su fundación en 1914. Así su declaración de principios fundamentales y derechos humanos es un punto básico de referencia.

REFERENCIAS INTERNACIONALES RELEVANTES DE R.S.
·         Modelo Europeo de Excelencia Empresarial, EFQM (2000)·         UN / “Global Compact Iniciative” (2000)·         OIT/Principios de actuación de empresas multinacionales, (1997/2000) y conjunto de Convenios y Recomendaciones
·         OCDE / Directrices para empresas multinacionales, (2000)
·         Libro Verde de la Comisión Europea (2001)
·         OIT-ANDI / Manual de Blanace Social, (2001)
·         Social Accountability 8000 (Acción social)
·         Global Reporting Iniciative 2003 (Sostenibilidad)

Se destaca el modelo de Excelencia Empresarial de la European Fundation Quality Management, EFQM, que aunque tiene su origen en 1989 ha sido revisado y actualizado en el año 2000.   Dicho modelo establece un sistema de auditoría para evaluar los resultados alcanzados en la gestión empresarial en los tres grupos clave de interés: clientes, trabajadores y sociedad, así como los tipos y calidad de las acciones desarrolladas para alcanzarlos

Se citan también una serie de disposiciones de Naciones Unidas y de la OIT orientadas fundamentalmente a evitar abusos en las relaciones internacionales, tanto comerciales como laborales. Cabe destacar el Libro Verde de la Comisión de las Comunidades Europeas del año 2001, de recomendada lectura, cuyo fin es “Fomentar un marco europeo para la responsabilidad social de las empresas” y en el que se aboga por un mayor compromiso empresarial en esta materia, incitando a la reflexión en frentes diversos, de la que están surgiendo interesantes aportaciones. En dicho Libro Verde se destaca el significativo papel que tiene la prevención de riesgos laborales en la RS.

Finalmente, se citan los primeros sistemas de medida que han aparecido y que por su trascendencia deben destacarse:

  • la ANDI, Asociación de empresarios andinos de Colombia, con el soporte de la OIT, ha editado en el año 2001 el documento “Manual de Balance Social de las Empresas”, en donde se aportan indicadores para que las empresas con carácter voluntario puedan acometer tales análisis.
  • el índice SAI 8000 (2001), de origen norteamericano, pretende controlar abusos relevantes de RS en empresas multinacionales cuando operan en países poco desarrollados
  • la Guía de “Global Reporting Iniciative” (2002), elaborada por expertos de organismos internacionales e instituciones de diferentes países, facilita también criterios e indicadores para el análisis empresarial de lo que denominan “sostenibilidad”, asimilable conceptualmente a la RS.

Leave a Comment