Buscar

¿Cómo influyen los sentidos en la construcción de la realidad?

por Patricia Murphy Doyle (Directora de Alta Gerencia Internacional - Unión Europea - Sede España).












por

Patricia Murphy Doyle

Directora de Alta Gerencia Internacional

Unión Europea

Sede España






El cerebro es la parte más grande del encéfalo y está dividido en dos hemisferios izquierdo y derecho, cuya parte externa es un tejido nervioso: la corteza cerebral que contiene circuitos que son responsables de analizar, interpretar y almacenar la información que a ella llega.


Entre ambos hemisferios se encuentra un haz de fibras denominado cuerpo calloso, que actúa como vía de comunicación entre un hemisferio cerebral y otro, con el fin de que ambos lados del cerebro trabajen de forma conjunta y complementaria.


Cada uno de los hemisferios cerebrales está formado por lóbulos, grandes estructuras anatómica y funcionalmente conectadas, que reciben el nombre del hueso que los cubre: frontal, parietal, temporal y occipital.


Lóbulo frontal: realiza funciones cerebrales más integradas, como pensar, incorporar conceptos, planificar. Se relaciona con el control de los impulsos, el juicio, la producción del lenguaje, la memoria funcional (de trabajo, de corto plazo), funciones motoras, comportamiento sexual, socialización y espontaneidad.


Lóbulo parietal: se ocupa de funciones relacionadas con la sensación táctil y la imagen corporal. El lóbulo parietal derecho incluye la interpretación de la información espacial y la regulación de la personalidad y el parietal izquierdo la capacidad de entender los números, la manipulación de diferentes objetos y la realización de la escritura.


Lóbulo temporal: está relacionado con la percepción auditiva, la comprensión del habla y con algunos aspectos de la memoria y el aprendizaje. Están situados a ambos lados del cerebro, justo por encima de los oídos, En el lóbulo temporal están las funciones del habla (zona izquierda del cerebro), la memoria (hipocampo), la lectura, respuestas emocionales (amígdala), respuestas auditivas, procesamiento visual y olfativo.


Lóbulo occipital: Es el más pequeño de todos los lóbulos del cerebro y se aloja en la parte posterior derecha de la cabeza. La función principal del lóbulo occipital, es controlar la visión y el procesamiento visual. El lóbulo occipital nos ayuda a ver e identificar las cosas diferentes que nos rodean. También nos permite diferenciar y comprender los diversos colores.



Colores, sonidos, olores y sabores invaden constantemente nuestro cerebro enviándole información.


La percepción comienza cuando las neuronas sensoriales recogen información del entorno y la envían al cerebro en forma de impulsos eléctricos


Percibir significa adquirir conocimiento del mundo exterior por medio de las impresiones que nos transmiten los sentidos y éstos, se convierten así, en filtros, en reductores de la realidad.


La percepción es un fenómeno extraordinariamente complejo porque depende tanto de los acontecimientos externos como de las experiencias de quien percibe.


Gracias al aporte de las Neurociencias sabemos que el cerebro toma información del exterior y la tamiza creando nuestra realidad, por eso, lo que cada persona percibe puede llegar a ser diferente de la realidad objetiva.



Para Robbins “la percepción es el proceso por el que los individuos organizan e interpretan las impresiones de sus sentidos con el objeto de asignar significado a su entorno”.

Morris señala que, “la percepción consiste en descifrar patrones significativos en medio de una masa desordenada de información sensorial”


Los neurobiólogos distinguen dos etapas en la percepción:

- Transducción: se produce en el circuito cerebral a través del cual emana la información sin que se modifique su significado.

- Codificación: se caracteriza por cambios en la interpretación de la información sin que se modifiquen el circuito y el medio. Por ejemplo, caminamos por la calle cuando de repente nos invade un rico aroma a pan recién horneado. Las moléculas aromáticas atraviesan nuestras fosas nasales, estimulan las células especializadas en la percepción de olores y envían un impulso nervioso al bulbo olfatorio.


Los sentidos


· Vista

La percepción visual nos aporta un montón de información respecto del mundo en que vivimos. De todos los sentidos, la vista es el principal actor, dos tercios de la atención consciente son absorbidos por el ojo.




Iris: es la parte coloreada del ojo. Su función es regular la entrada de luz aumentando o disminuyendo su tamaño según la intensidad de la misma.

Pupila: es el orificio central del iris, se dilata o contrae en función de la cantidad de luz existente.

Córnea: es una de las partes externas del ojo, protege al cristalino y al iris permitiendo el paso de la luz.

Cristalino: es la parte del ojo que enfoca el haz de luz en la retina,tiene forma de lente biconvexa y es la segunda lente más importante.

Nervio óptico: el mensaje visual es transmitido en forma de señales eléctricas, el cerebro transformará esa electricidad en sensación visual.

Retina: es la parte del ojo sensible a la luz, su función es dar información sobre la nitidez y el color.

Esclerótica: es una membrana de color blanco, gruesa, resistente y rica en fibras de colágeno que constituye la capa más externa del globo ocular. su función es darle forma y proteger a los elementos internos; coloquialmente se la llama el blanco del ojo.


“El color nace de la luz solar y es subjetivo, somos nosotros quienes descomponemos esa luz, materializándola” Isaac Newton

· Oído

El oído es el segundo de los sentidos, después de la vista, que mayor información sobre el mundo exterior proporciona. Se encarga de transmitir los sonidos del exterior al cerebro a través de sus tres secciones: el oído externo, el medio y el interno. Durante este recorrido el sonido se amplifica y se transforma para que el cerebro pueda comprenderlo.


Muchas veces los sonidos o la música producen malestar y alejan a las personas de un determinado lugar, como puede ser un centro comercial, este fenómeno es conocido como contaminación acústica ya que se alteran las condiciones normales en un medio ambiente determinado escuchándose “ruidos de fondo”.


· Oído externo: corresponde a la parte visible de la oreja (el pabellón), pero también al conducto auditivo y al tímpano. Permite recibir los sonidos.


· Oído medio: se encuentra entre el tímpano (una membrana que delimita el conducto auditivo del oído medio) y la ventana oval. Está compuesto por tres huesecillos: martillo, yunque y estribo, que transmiten las vibraciones al oído interno.


· Oído interno: en la cóclea tiene lugar la transformación de las ondas sonoras en impulsos eléctricos que se envían al cerebro, esto se hace a través del nervio auditivo.

· Olfato y gusto

El olfato y el gusto se denominan quimiosentidos y trabajan en equipo en el momento de comer o beber, al producir impresiones sensoriales que son remitidas al cerebro para que éste las analice.



Ambos sentidos funcionan de forma similar utilizan células receptoras, especializadas para captar moléculas gustativas y olfativas para producir señales eléctricas que se transportan, vía las neuronas sensoriales, al cerebro. Cuando estas señales llegan a la zona específica del cerebro, se integran con otros estímulos (visuales, táctiles, temperatura, irritación química y textura).


La sensación olfativa influye en la elección de ingerir un alimento o no. Primero hay una valoración inicial afectiva, es decir, se tienen en cuenta fenómenos culturales, hábitos personales o familiares y otras circunstancias diversas. Después de esta valoración se realiza la cualitativa: ¿es bueno? y, luego la cuantitativa: ¿es la cantidad adecuada?. y por último se toma una decisión.


Tacto

Este sentido está representado principalmente en la piel, el órgano más extenso del cuerpo humano y el que cuenta con numerosos receptores nerviosos para transformar los estímulos externos en información susceptible de ser analizada e interpretada por el cerebro.

Por el tacto percibimos las cualidades de los objetos como la textura, presión, temperatura y dureza, también nos permite sentir ciertos estímulos que luego se convertirán en placer o en dolor.

Conclusión


La globalización permitió eliminar ciertas barreras físicas y culturales y muchas organizaciones cuentan con empleados de diferentes nacionalidades, religión, cultura y formas de pensar.


Esto influye significativamente a la hora de tomar decisiones puesto que para cada persona existe una realidad diferente: “su realidad”.


Los encargados de realizar la planificación estratégica deben tener en cuenta esto pues los sentidos y los modelos mentales pueden interferir en lo que cada integrante “vea” y, en consecuencia en sus acciones.


Los modelos mentales determinan el modo que las personas interpretan el mundo y también su forma de actuar. Son “gafas invisibles” que afectan lo que vemos y existen por debajo de nuestro nivel de conciencia.


Una decisión define una acción, un rumbo, para eso es necesario gestionar información, recursos y definir riesgos.


Podemos concluir que lo que percibimos a través de nuestros sentidos junto con los modelos mentales y, según cual sea nuestro paradigma será la realidad que creamos, en consecuencia nuestra manera de actuar y de tomar decisiones.


El paradigma es un esquema mental que nos permite autoexplicarnos situaciones, bloqueando el análisis racional, vemos mejor lo que esperamos ver y vemos mal, o no vemos en absoluto, los datos que no se ajustan al paradigma


Seymour afirmaba que “el mundo que percibimos no es el mundo real, el territorio; es un mapa hecho por nuestra neurología”


Bibliografia base utilizada

Malfitano Cayuela Oscar, 2007, “Neuromaketing: cerebrando negocios y servicios”, Argentina, Editorial Gránica

Morris, C. Maisto, A., 2001, ”Introducción a la psicología”, México. Pearson. 13ª ed.

O’Connor, J. Seymour, J., 1995, “Introduccion a la PNL: cómo descubrir y emplear la excelencia par a obtener óptimos resultados personales y profesionales”, España, Urano, 8ª ed.

Publicaciones de Alta Gerencia Internacional. Library. Ebook. Blog y Vídeos.

Robbins S., 2009, “Comportamiento organizacional”. México. Pearson. 13ª ed.


Imágenes interior del posteo provistas por la autora


Imágen portada https://pixabay.com/es/



36 vistas
Contacto

info@altagerenciainternacional.com

CEO Alta Gerencia Internacional:

Oscar Malfitano Cayuela

Sede Central: Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Buenos Aires -  Argentina

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

© 1991 by