Buscar
  • Alta Gerencia

Emergencia Oceánica

por Bernardo Kliksberg (Director Honorario de Alta Gerencia Internacional y Asesor de diversos organismos internacionales).













Bernardo Kliksberg

Director Honorario de Alta Gerencia Internacional y Asesor de diversos organismos internacionales. (*)




Los océanos y los mares son decisivos para la subsistencia de la especie humana:

  • Constituyen el 80% de la superficie total de la tierra.

  • Generan el 50% del oxígeno que respiramos,

  • Absorben el 25% del dióxido de carbono de la atmósfera, principal gas impulsor del calentamiento global.

  • Proporcionan alimentación a un alto porcentaje de la población mundial.


En la segunda conferencia mundial dedicada a los océanos (Lisboa, junio 2022), la ONU los declaró formalmente en estado de emergencia; así lo expresó Antonio Guterres su Secretario General, diciendo:

  • “Pido disculpas a los jóvenes en nombre de mi generación por no haber protegido el océano. Hemos dado por sentado el océano y ahora nos enfrentamos a una emergencia oceánica”.

  • Agregó Hoy vivimos una triple crisis, crisis climática, crisis de la biodiversidad, y crisis de la contaminación, y el océano es el punto de recepción de todas esas crisis”.


Las tendencias son graves.

  • Se arrojan a los océanos el equivalente a un camión de basura por minuto.

  • El 80% de las aguas que se tiran a ellos no están tratadas, son sucias.

  • Reciben 8 millones de toneladas de plásticos por año.


El Océano Pacifico por ejemplo, contiene plásticos que ocupan 1.6 millones de kilómetros cuadrados, tres veces la superficie de Francia; los microplásticos que se desprenden de los plásticos, matan anualmente un millón de aves marinas, y 100.000 mamíferos.


La suba de las temperaturas de la tierra provoca estragos en los mares.



  • Los acidifica, y destruye masivamente los bancos de corales que son fundamentales para la subsistencia de numerosas especies pesqueras.

  • Los corales no pueden soportar temperaturas elevadas, y perecen, volviéndose blancos.


Otro factor de deterioro es la sobrepesca, que se estima es ya un tercio de la pesca total.

Sus perjuicios son de gran envergadura para los países en desarrollo; violan sus aguas jurisdiccionales, que es realizada en gran parte por flotas de países desarrollados que son altamente subsidiadas por sus Estados, que se estima de subsidios equivalente a 22.000 millones de dólares.


Mientras como contrapartida el Banco Mundial calcula que ello causa a los países afectados pérdidas económicas por 83.000 millones de dólares anuales.


La FAO reporta que “no solo genera consecuencias negativas en la biodiversidad y los ecosistemas sino que también daña la seguridad alimenticia y la situación socioeconómica de muchas comunidades costeras”.


El impacto en la población de especies no sustentables se triplicó y más:

  • Año 1974 = 10 %

  • Año 2017 = 34,2 %


A todo ello se han sumado actualmente la explotación minera en escala del fondo del mar que destroza rocas para extraer minerales tales como el manganeso y otros que luego son emplearlos en baterías.


Son muchos los que no están de acuerdo con estas políticas, entre otros, el Presidente de Francia, Macron, ha exigido su prohibición porque daña sustancialmente los ecosistemas.


No obstante todo lo comentado precedentemente, solo menos del 10% de los océanos han sido declarados áreas protegidas; para enfrentar este grave problema, la ONU exige medidas rápidas y la Conferencia mundial aprobó proteger el 30% de los océanos para el 2030, para ello, tiene que haber cambios en la responsabilidad ambiental empresarial.



Antonio Guterres ha señalado a los líderes económicos que anteponen las ganancias a la sostenibilidad; destacó especialmente el caso de la industria de combustibles fósiles resaltando: “Durante décadas la industria petrolera ha estado gastando millones en ciencia falsa y relaciones públicas para persuadir que no es contaminante y desconocer el cambio climático”.


Ejemplo estimulante:

  • El nuevo gobierno de Australia, anunció en Lisboa que será prioridad en su gestión defender el medio ambiente, y que se propone preservar por todos los medios la gran barrera coralífera, la mayor del mundo en franco deterioro en la gestión previa.

“Rescatar y cuidar los océanos será decisivo para el futuro del género humano”

Ilustración Pixabay.

Fuente original Bernardo Kliksberg


(*) Director Honorario de Alta Gerencia Internacional; Asesor de diversos organismos internacionales. Autor de 68 obras traducidas a múltiples idiomas.


Nota de Alta Gerencia Internacional - Novedad: se publicó la nueva obra de Bernardo Kliksberg “Por un mundo mejor. Reflexiones estratégicas” (Disponible en Mercado Libre y en Librerías Gandhi).