Buscar

Lecciones Neuropandémicas: Diario de Cuarentena 3er entrega.

Actualizado: jun 22

por Miguel Rivas (Director de Alta Gerencia Internacional - Unión Europea - Sede España).













por

Miguel Rivas

Director Pleno de Alta Gerencia Internacional Unión Europea

Sede España









LO IMPERATIVO A REVISAR + LO CONVENIENTE A CONSIDERAR TRAS PANDEMIA

(Corona Virus - CoViD-19 / 1ª Parte de dos: “Lo imperativo a revisar”)

LO IMPERATIVO A REVISAR TRAS LA PANDEMIA

(Analogía con las 4 P, Prof. Jerome Mc Carthy)

P1: Producir (Hacer, Quehacer, Rendir)

P2: Poseer (Adquirir, Acaparar, Tener)

P3: Parecer (Aparentar, Creérsela, Simular)

P4: Poder (Avasallar, Codiciar, Imponer)


Hay gente que se infla como un globo de helio cuando el mundo está repleto de alfileres. (Anónimo)



LO IMPERATIVO A REVISAR TRAS LA PANDEMIA

(Analogía con el modelo de las 4 P, Prof. Jerome Mc Carthy)

“El que cría caballos debe limpiar sus establos”

1ª P: Producir (Hacer, Quehacer, Rendir)

2ª P: Poseer (Adquirir, Acaparar, Tener)

3ª P: Parecer (Aparentar, Creérsela, Simular)

4ª P: Poder (Avasallar, Codiciar, Imponer)

POSEER (P2, 2ª Parte):

“Los bienes son para quienes saben disfrutarlos.” (Epicuro de Samos – 341 a.C - 270 a.C)



El rey Midas

(Adaptación del cuento/leyenda del Rey Midas o Mita, rey de Frigia, 740 - 696 a. C)

Érase una vez un rey bueno que se llamaba Midas y que disfrutaba de la vida, junto a sus dos hijas. Sólo tenía un defecto*: que quería tener para él todo el oro del mundo. Un día, el dios Dionisio le concedió un deseo por ser generoso anteriormente con un amigo que lo necesitó y a quien dio alojamiento y comida.

El dios le dijo:

- Lo que pidas te concederé - Quiero que se convierta en oro todo lo que toque, dijo Midas - ¡Qué deseo más tonto, Midas! Eso puede traerte problemas. ¡Piénsatelo, Midas! - Eso es lo único que quiero y pretendo en esta vida, dios Dionisio - Que así sea, pues – dijo el dios

E inmediatamente fue convirtiéndose en oro todo lo que Midas tocaba; sus vestidos; las flores del jardín; las puertas de palacio… Hasta sus hijas que tanto quería y hasta el perro que siempre lo acompañaba se transformaron en estatuas doradas.

Midas comenzó a inquietarse poniendo el grito en el cielo. Grave e insoportable fue para su gula cuando quiso comer y todos los alimentos eran imposibles de ser ingeridos pues se habían vuelto también de oro y no hacían más que exhibirse compitiendo con

los restantes adornos de la mesa.

Visto el desaguisado, fue cuando Midas salió en busca de Dionisio que acabó

recriminando su postura:

- Te lo dije, Midas – dijo el dios, te lo dije. Pero ahora no puedo librarte de la petición que hiciste hasta que rectifiques y te arrepientas del deseo de poseer todo el oro del mundo. Vete, sumérgete en el agua que trae el río. Si al salir no puedes liberarte del deseo material y codicia que te agobia, ya no tendrás remedio y todo lo que te rodea se quedará tal como anhelaste que te lo concediera.

Midas salió escopetado y corrió hasta el río para meterse en sus aguas. Cuando había transcurrido un buen rato, temeroso y sigilosamente, buscó la orilla. Fue raudo a tocar las ramas del primer árbol y oler flores de las plantas cercanas que volvían a ser frescas y naturales, recuperando para él su textu- ra y fragancia característica, aumentando su regocijo y arrepentimiento por el error de bulto cometido.

Midas se había liberado del deseo materialista y hondo desasosiego que había sorprendido a Dionisio. Desde ese instante apreció lo que tenía, cambiando palacio por choza que decidió construir en un bos-que cercano para él e hijas. Y dejó este mundo, como un campesino más de los que habitaban el lugar.


(*) El defecto de los defectos es no caer en la cuenta de que se tienen.

“Quien se casa, casa quiere” (“Ganarás la vida con el sudor de tu frente”)

Son más bien mandatos; entre muchos otros y variados. Mandatos más que refranes o adagios populares que han ido labrando la imperiosa necesidad de incurrir en esfuerzos que conducen a poseer bienes y contratar servicios para cubrir necesidades materiales. Se hunde la barca por el peso que lleva o por hacer agua:

Lo que hunde enseña finalmente a nadar.

Sólo posees aquello que no puedes perder en un naufragio. (Proverbio hindú)

Existencia, supervivencia y supravivencia se vinculan y son complementarias y se suceden por tipo de necesidad que exige la supervivencia y otras; muchas menos, por alcanzar una digna existencia. A ella aspira cualquier ser humano movilizado y consciente de satisfacer sus requerimientos básicos, y no tanto, por exigencias sociales, de coyuntura económica o situación puntual por la que se atraviese que podrá dejar lecciones para tal supervivencia.

Es de notar también el supuesto vínculo entre hacer y poseer, como si una tarea indujera a la otra o se necesitaran mutuamente en la empinada carrera de la supervivencia. Ésta se antepone a la supravivencia desde la esencia y que siempre podrá ser rescatada y para la que nunca es mucho el empeño ni demasiado tarde para llamarlo.

Lo tuvimos todo siendo Nadie y lo perdimos todo intentando ser Alguien.

Quien hace y labora busca legítima compensación material al esfuerzo realizado sin que no sea difícil dejarse tentar (cuando sobra esfuerzo y falta entrega o pasión) por el afán de optimización personal que a todos siempre atrae y muchas veces concluye en la expectativa más que conocida y generalizada de:

“Máxima satisfacción con el mínimo esfuerzo”

Lo dicho puede ser la antesala y justificación de “Il Dolce far Niente” (El Dulce hacer Nada), según se dice por Italia haciendo gala de cierta idiosincrasia y aparente “saber vivir”.

Hace muchos siglos se propaga una cita del maestro Confucio (551-479, a.C.): “La naturaleza de los hombres es la misma, solo sus hábitos los separan”.

Y, desde Roma, completaba Ovidio (43 a.C-17 d.C) con sumo acierto: “Nada más poderoso que poseer un hábito mal administrado”.


El Ser no admite temores, dobleces ni lindezas.

La injuria y el insulto son rupturas del sistema del lenguaje. (Jacques Lacan)

La lengua castellana es pródiga en giros e insultos coloquiales de los que muchos no llegan al diccionario de la RAE, pero revisten tal dureza que se vuelven esponjas receptoras de la furia emocional de quien los suelta. Tal desahogo aligera la carga del protagonista y contribuye a actualizar tales voces confirmando su registro en el tiempo desde ese mismo instante de recuerdo y cita. Se invocan una veintena de los más usados para corroborar e ilustrar que todos evitan el Ser y se dirigen hacia un determinado hacer (mal hacer).

Se advierte de posibles diferencias, según sea el país hispanohablante del lector/a: Abrazafarolas, Asaltacunas, Bocachancla, Cantamañanas, Cagaprisas, Cierrabares, Lameculos, Mascachapas, Matasanos, Meapilas, Metomentodo, Pagafantas, Pelagatos, Perroflauta, Picaflor, Picapleitos, Pichafloja, Pintamonas, Soplagaitas, Sujetavelas, Tuercebotas, Vendehúmos, Zampabollos.

Retomando incidencias que afectan transacciones, supervivencia y supravivencia, la compensación económica en dinero contante y sonante que reemplazó a la histórica permuta o trueque propició la Edad Moderna en la que los excedentes dinerarios dieron lugar al préstamo, la especulación y la usura; todos muy relacionados. Lo dicho sofisticó al sistema financiero cuyo afán de poseer y desregular mercados (el pirómano toma distancia de un fuego que no abandona) ha precipitado rupturas socioeconómicas en muchos países de diversas latitudes.

Cuando un hombre es penalizado por su honestidad, aprende a mentir. (Criss Jami)

Los medios de comunicación son parcos en documentar dramas y tragedias cuando suceden en pequeños países. Sus economías dependen, generalmente, de un mono producto o están apuntaladas por un único sector de actividad y pueden verse sumidos en una pobreza que condena a sus habitantes, sin que la ONU y otras agencias multilaterales hagan lo necesario para llegar a tiempo y morigerar una parte de un impacto semejante.

Se recurre a la Neurociencia para ver que el cerebro no está preparado para lidiar con la vida actual:

Las decisiones económicas y buen comportamiento son exigencias mayores, en la vida actual, para ese viejo órgano (“Cerebro rico, Cerebro pobre”, R. Izquierdo y Pedro Bermejo; presidente de la ASOCENE, Asociación Española de Neuroeconomía). El tiempo evolutivo del que se tiene constancia no ha sido suficiente para garantizar que salga airoso ante la novedad. Bascula entre tener para comer y lidiar con excedentes que la ingeniería financiera intenta rentabilizar, aunque compitiendo con lo que genera la actividad

profesional o el esfuerzo laboral de cada día.

El éxito como el triunfo preanuncian un mal entendimiento y anticipan inquietud que instala un mecanismo de protección que intenta paliar la separación con el todo a través del apego, la posesión y todo lo que secuestra la identidad que sigue huida.

Para llegar a poseerlo todo, no quieras poseer algo en la nada. (Juan de la Cruz)


“No todo lo que brilla es oro”:

Surge como máxima de ocasional consuelo en aquellos que, por vivenciar el riesgo del excesivo materialismo, supieron atravesar importantes problemas financieros cuando no terminaron en la bancarrota, desperdiciando la enseñanza de tan dura lección.

Hoy, todos ellos pueden tener en el silencio un apoyo para que nunca más, un feroz enemigo llamado “Poseer”, despliegue velas postergando a un “Ser” que no enarbolaba banderas de buena salud cuando renunció a su oportunidad de hacerse a la mar. Los seres que labran su identidad encienden y mantienen viva la llama del entendimiento, la comprensión y la compasión ante los inevitables tsunamis emocionales que, como es de esperar, salpican y mojan a los humanos.

Poseer un tesoro y el arte de saber guardarlo:

Dice el tres veces milenario I Ching (Libro de las Mutaciones, en chino mandarín); libro oracular taoísta que compila el arte adivinatorio chino, cuyos primeros escritos son cercanos al 1200 a.C., que el tesoro mejor guardado es el que está en donde todos pueden verlo. Pareciera que en el Ser puede estarlo. Cuando se Es, uno no sabe esconderse ni alardear.

Poseer conocimiento no ayuda a conocer la realidad. Saber es darse cuenta de lo real.

Nos apretamos, estamos estrechos, pero estamos todos y nadie hiere ni olvida al otro. (Adagio ruso)

El Ser habita un palacio cuyo nº de cuartos ignora y disfruta del asignado.

Entrar en contacto y disfrutar de una serena e inspiradora conversación es habitual en la interacción entre seres que sacian la sed con la luz que alumbra una misma fuente. Viven, crecen y evolucionan labrando unicidad en contraposición con la alienación que todo disfraza y simula. Y alentando una máscara, en detrimento del rostro que muestra quien no tiene ningún motivo para inclinarse y doblegarse ante miradas que lo intimiden o sometan.

La unificación entre los seres humanos propicia una cooperación auténtica y memorable (*) entre lo único/inédito de cada uno, anticipo de la entrega que los ve enriquecerse mutuamente, transformando casa o comunidad en hogares cuya llama acerca, calienta y alumbra sin deslumbrar.

Hice de mí lo que no supe y lo que podía haber hecho de mí no lo hice. Vestí un disfraz equivocado que no era el mío y no lo desmentí y me perdí. Cuando quise quitarme la máscara la tenía ya pegada a la cara. Cuando me la quité y me vi en el espejo ya había envejecido. (Fernando Pessoa)

La Naturaleza, paisaje del viaje y ámbito de observación contemplativa

Animales y plantas son seres conscientes y sociales. Perciben tanto su propio ser como aquellos los rodea. No sólo comparten datos o crean alianzas con otros organismos vegetales, también lo hacen con animales. Emiten moléculas llamadas COVB; compuestos volátiles de origen biogénico, que usan como forma de comunicación. (Stefano Mancuso)

Es imperativo recordar a infantes, jóvenes y adultos que la procedencia del hombre es La Tierra (el humus como símbolo) pero que también somos Fuego (interioridad), respiramos Aire (oxígeno) y sorbemos Agua, procedente de la fuente que nos refleja y nutre al río vital.

Lo dicho refrenda un saber ancestral y universal:

Se lleva al cosmos y al universo dentro transformando a la identidad personal y colectiva en signo de unidad que la funda, constituye y retiene como prenda de fraterna comunión.

La Madre Naturaleza, poseedora de ejemplos silenciosos para Alentar, Orientar e Inspirar al hombre despierto

Fue tan solo, aunque parezca un espacio tan sideral, hace unos setecientos millones de años (700 M; uno más, uno menos), un tiempo muy reciente al compararlo con la vida de La Tierra (4600 M de años), cuando las células “descubrieron” las ventajas de agruparse en comunidades multicelulares, organizaciones que hoy reconocemos como animales y plantas.(*) Ese nuevo agrupamiento usaba como coordinadoras las mismas “moléculas de señalización” que organismos unicelulares aislados. Mediante un estricto control de liberación y redistribución molecular, tales grupos celulares supieron coordinar funciones para actuar, de ahí en más, como UN ÚNICO SER VIVO. Cuando las células se unen en comunidad, se fija un nuevo procedimiento. En tales comunidades las células renuncian a ser agentes independientes que hacen lo que les viene en gana. Cada una de ellas se compromete con un plan de actuación común, que protege y beneficie al conjunto.

(Fuente: Elaboración propia a partir de Bio Cancer, Research Journal, ISSN: 1697-6452; http://www.biocancer.com/journal/1101/11-tipos-y-moleculas-de-senalizacion)

(*) La bacteria originaria como madre de todos los seres vivientes fue acompañada por un número inimaginable de micro- organismos (“sopa micológica” en jerga ambientalista/naturalista). Solo en un gramo de tierra viven cerca de 10.000 M de bacterias de hasta 6.000 especies diferentes. Para hacerse una idea de cuantos vecinos acompañan al hombre, según Edward Wilson (padre de la llamada “Biodiversidad”), hay que tener en cuenta que el 5 % de la vida es visible y el 95 % no lo es. Y es ahí, donde se localiza el reino microscópico de bacterias, hongos y virus. Por su parte, James Lovelock introdujo en 2002 junto a Lynn Margulis, la “Teoría Gaia”; la Tierra no solo tiene vida en ella, sino que es un ente vivo que regula elementos fisicoquímicos y ecológicos como cualquier otro organismo: otra deificación; femenina, en este caso.

¿Cuánto tiempo ha llevado asociar al fallo aparente o error de libro con una lección?

Un fallo o error es simplemente otra forma de hacer las cosas. (Warren Bennis)

El único que acierta es aquel que intenta superarse esté donde esté; también en el puesto de trabajo que posee, evitando que el puesto sea el que lo posea. Lo mismo hace quien, al meditar, sintoniza con el oído interior que lo blinda ante valoraciones

ajenas y opiniones interesadas.

“Dejar de moverse; dejar que el silencio (viento) hable” (parafraseando al escritor americano Ezra Pound)

Cuando el viento sopla, se cae en la cuenta de las velas que estaban encendidas y proyectaban sombras con las que no se estaba familiarizadas y, mucho menos, en condiciones de poder difuminarlas.

¡Cómo culpar al viento por el desorden provocado cuando es uno quien ha dejado la ventana abierta!

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, Sin haber sido feliz, sin haber aumentado los sueños. No te dejes vencer por los desalientos.

No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y la poesía sí pueden cambiar al mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia sí está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña,

Nos convierte en protagonistas de nuestra historia, Aunque el viento sople en contra. La poderosa obra continúa: Tú puedes aportar una estrofa.

(Walt Whitman)

Para ser fuerte no es necesario levantar muchas pesas tras ir al gimnasio. Con querer levantar el propio peso ante cada caída es más que suficiente.

POEMA PARA UN ALMA DESPIERTA

No intentes cambiar a nadie Limítate a iluminar, porque es tu luz la

que invita a tu prójimo a cambiar.

Que en estos tiempos extraños en que elegiste volver, tu tarea,

compañero, no es otra que la de “ser”.

Y si ese que va a tu lado se encuentra dormido acaso, respeta su

desarrollo, y su aparente retraso.

Contémplalo con ternura y acéptalo tal cual es, y déjalo que

prosiga marchando sobre sus pies.

No te olvides que él está siguiendo su “plan de vida” ese

que le armó su alma al preparar su venida.

Y tú no puedes lograr que eleve sus vibraciones,

ni con presiones abiertas ni sutiles empujones.

Porque hay ciclos en la vida que no se pueden forzar

¡ya su corazón se abrirá de par en par!

Y entenderá cabalmente de forma clara y certera,

que esta vida es solamente, una ilusión pasajera.

Tú entra en tu propio silencio, y en forma suave y callada,

deja que tu luz interna se filtre por tu mirada.

Tu impronta suave y serena produce su propia acción,

y esparce sobre las cosas silenciosa inspiración.

Y cuando dejas que el otro transmute su propia cruz,

no intentas cambiar a nadie, Deja que encuentre su luz.

(Shankar Nehru Sethi)

Es erróneo pensar que tenés algo asegurado.

Nadie es dueño de nada. Nada es propiedad de nadie,

aunque si lo descuidas perderás el derecho de administrarla.

No ambiciones poseer sin antes explorar lo que estés llamado a Ser.

Amar sin Poseer.

Acompañar sin invadir.

Vivir sin depender:

El Gran Tesoro.

(VV.AA.)

Madrid, a 8 días del mes de junio de 2020

(85º día de confinamiento, prorrogado hasta el 21 de junio)




(*) El término japonés Kikubari (気配り) hace referencia a saber anticiparse a las necesidades o peticiones de los demás.

0 vistas
Contacto

info@altagerenciainternacional.com

CEO Alta Gerencia Internacional:

Oscar Malfitano Cayuela

Sede Central: Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Buenos Aires -  Argentina

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

© 1991 by