Buscar

Lecciones Neuropandémicas: Diario de Cuarentena 4ta entrega.

por Miguel Rivas (Director de Alta Gerencia Internacional - Unión Europea - Sede España).












por

Miguel Rivas

Director de Alta Gerencia Internacional

Unión Europea

Sede España










LO IMPERATIVO A REVISAR + LO CONVENIENTE A CONSIDERAR TRAS PANDEMIA

(Corona Virus - CoViD-19 / 1ª Parte de dos: “Lo imperativo a revisar”)

LO IMPERATIVO A REVISAR TRAS LA PANDEMIA

(Analogía con las 4 P, Prof. Jerome Mc Carthy)

P1: Producir (Hacer, Quehacer, Rendir)

P2: Poseer (Adquirir, Acaparar, Tener)

P3: Parecer (Aparentar, Creérsela, Simular)

P4: Poder (Avasallar, Codiciar, Imponer)


Hay gente que se infla como un globo de helio cuando el mundo está repleto de alfileres. (Anónimo)


LO IMPERATIVO A REVISAR TRAS LA PANDEMIA

(Analogía con el modelo de las 4 P, Prof. Jerome Mc Carthy)

“El que cría caballos debe limpiar sus establos”

1ª P: Producir (Hacer, Quehacer, Rendir)

2ª P: Poseer (Adquirir, Acaparar, Tener)

3ª P: Parecer (Aparentar, Creérsela, Simular)

4ª P: Poder (Avasallar, Codiciar, Imponer)

PARECER (P3):

“No pienses que lo eres. Sabes que lo eres.”

(Morfeo a Neo – Laurence Fishburne a Keanu Reeves)

(“The Matrix”, Warner Bros Entertainment, 1999)




Un pez fuera del agua se muere y se agita con virulencia y, sin embargo, se está ahogando por falta de oxígeno. El activismo como la etapa adolescente de los hijos nos transmite una impresión ficticia similar de seguridad y eficacia en el argumento y que, muchas veces, termina mezclándose con una cierta dosis de engreimiento propio y vanidad, según sea el tipo de la reivindicación pendiente, o bien, la compensación

esperada tras el ingente esfuerzo (no solicitado).

La necesidad de reputación e imagen sobre lo que se hace y con quién se lo hace, en detrimento de lo que se Es o naturalmente podría ser, es heredera del deseo de apariencia que persigue al hombre desde su creación y presencia en el planeta Tierra. Lo dicho se expresa con cierto “ruido” pues lleva a llamar la atención para que se preste atención al reclamo o causa que esconde.

Un patricio romano llamado Publio Clodio Pulcro, dueño de una gran fortuna, de la familia de Los Claudio y dotado con el don de elocuencia, estaba perdidamente enamorado de Pompeya, la mujer de Julio César. Tal era su enamoramiento que, en cierta oportunidad, durante fiesta de la Buena Diosa -celebración a la que sólo asistían mujeres- el patricio entró en la casa de César simulando ser ejecutante de lira, pero fue descubierto, apresado, juzgado y condenado por la triple acusación de engaño, insinuación y sacrilegio. Como consecuencia de este hecho, César decidió reprimir a Pompeya, a pesar de estar seguro de que ella no había cometido hecho indecoroso. No le había sido infiel, pero le transmite a Pompeya que no le agradaba el hecho de que la infidelidad de quien era su mujer fuera puesta en tela de juicio, porque no basta ser honesta; también hay que parecerlo.

(Plutarco)


El silencio no quita la ignorancia. Le basta con hacer sentir su ocurrencia.

Así como el río corre silencioso, el hombre sabio no alza la voz. (Proverbio chino)

La imprudencia a costa de la ignorancia es atrevida hasta con uno mismo. La etiqueta social o profesional puede solapar una carencia de identidad, suplida a menudo por la titulación que justifica lo que se hace o el rol, cargo o posición de poder por la que se es social o públicamente reconocido y, por norma, generosamente remunerado.

No evita el paso por la cárcel quien tras mirar el escaparate se distrae con la joya.

A los ignorantes los aventajan los que leen libros. A estos los que retienen lo leído.

A estos, los que comprenden lo leído. A estos, los que ponen manos a la obra.

(Proverbio hindú)


Vanidad es lo que caracteriza al “homúnculo” (Ego) que habita dentro y reivindica a gritos (no siempre audibles) la oportunidad de salir, presumir y regodearse

a sus anchas, sin pruritos.


El que presume ignora que al hacerlo informa al interlocutor de lo que le hace falta.

Quien usa corbata no desea verse ahorcado como tampoco

quien viste falda sentirse acosada.

(La naturalidad es la pose menos forzada en pos de autenticidad)

Tomar distancia de uno es salir al reencuentro con el otro (sin dejar de ser uno) para respirar aire puro que oxigene impresión e interacción. Las peores cárceles no tienen barrotes ni guardianes apostados cuidando del reo las 24 horas. Toda simulación es una declaración implícita. Si se aparenta es porque no se tiene lo que se insinúa; diagnóstico suficiente para diluirlo hasta que se obtenga o se quiera peregrinar por la senda

conducente al logro y al festejo.

Roles duales o bipolaridad existencial llevan a una cierta esquizofrenia al no vincular una actuación coherente con la esencia que, aunque existente en la persona, no comparece. La transparencia e integridad parental conforman escuelas insuperables que los progenitores tienen al alcance de la mano cuando su esencia es la que las alimenta. Ser esparcidas generosamente entre quienes los suceden en la cadena de la vida, será su razón de estado, aunque no reciba reconocimiento.

Enseñarás a volar pero no volarán tu vuelo; Enseñarás a soñar pero no soñarán tu sueño; Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo, en cada vuelo, en cada sueño y en cada vida quedará para siempre la huella del camino enseñado.

(Teresa de Calcuta, MC)

No siempre se agradece lo que no se solicita o viene dado por añadidura biológica sin haber hecho esfuerzo ni acumulado mérito.

La experiencia será la que diga la última palabra.

“Quien te hace daño es quien al final te busca y pide consejo”

Quien muerde la mano que le ayuda, termina lamiendo la bota de quien lo patea.

(Eric Hoffer)

Sustituir a quien se Es por un sosia genera en la personalidad una brecha importante, cuando no una fuerte decepción si no se consigue rectificar en tiempo y forma, al caer en la cuenta de cuán lejos se estuvo en dar ejemplo y testimonio. Una vez confirmada esa tendencia de mostrar quien no se es, ni la mayor sed alumbrará la fuente capaz de saciarla hasta que una luminosa esencia transforme esa noche oscura en un claro y promisorio día.

El permanecer anónimo me ha permitido hacer, sin el riesgo del hacer para parecer. A veces, aún en pequeñas comunidades, uno puede terminar haciendo para mostrarse o para ser aprobado. Es una trampa de la mente que resulta evidente para algunos, pero que resulta sutil para otros y los compromete sin que lo adviertan.

(Esteban de Emaús)

De víctima a protagonista

Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos. (Maquiavelo)

Enseñanza interesada y ciencia pedagógica que la direcciona han conspirado para que las explicaciones ante problemas y conflictos surjan desde los otros, sin apelar a la propia responsabilidad de quien los comete y genera.

Crecer sin alimentación debilita el cuerpo. Crecer sin educación debilita la mente. Crecer sin meditación debilita el cuerpo, la mente y el espíritu.

Es normal que el adulto actual, por ser antes niño y por aplazar a que se lo reprenda, centrara la explicación por fuera de sí mismo y así se lo fueran aceptando. Al fijar la explicación por fuera, parece que la responsabilidad personal disminuyera y la capacidad evolutiva menguara; todo apariencia, y muy poca conciencia. Llega a la madurez quien ya no tiene por necesidad culpar a nadie de lo que le ha sucedido y acepta el devenir como hace el marinero con el mar que, aunque se embravece permite

que su embarcación se mantenga a flote.

Infancia que me marca

Secretos tan ridículos

Que horadan mi alma

Y arrasan sus tesoros.

Pueril inocencia

Sabia ancianidad

Busco noche y día

Su eterna felicidad.

Amor secreto de vida

Busco conocer tu verdad.

(Antonio Carrizo)

En contraposición, la situación de inmadurez es normal o bastante habitual cuando discurre durante la infancia, pero es susceptible de ser revisada cuando el Ser no consigue retomar el mando y responsabilidad por sus decisiones. Rectificar es de sabio y nunca se es mayor ni tarde. Será el mejor antídoto para una tercera/cuarta edad en las que no caben reivindicaciones ni reclamaciones; quizás quepan aun aspiraciones de ambiciones no concretadas, que como el vino, dejaron que el tiempo las añeje para sublimarlas o añadirlas cual preludio de plenitud.

El silencio declama intervenciones que el homúnculo no aplaude al resultarles impropias e inapropiadas.

Cada racimo destila un zumo que se sabe vino cuando firma su D.O. para que se lo cate.

El vino existe porque las levaduras se multiplican y comen hasta que se quedan sin azúcar y mueren. (Philip Bloom)

Quizá, el vino sea una buena demostración de cooperación entre hombre, naturaleza y cosmos, cuando ponen atención en un cometido. Un catador universal y sensible como Galileo lo ilustra:

“El sol a cuyo alrededor giran tantos planetas no olvida madurar un racimo de uvas”.

Cuando ERES Mayor, ya no quieres acumular y conseguir, sino que, como ves más próximo el final, te conformas con disfrutar de cada momento: un paseo matutino, un rayo de sol que caliente la piel, una lectura agradable o interesante, una copa de buen vino. Placeres sobrios y modestos. Nada de ambiciones grandilocuentes o desorbitadas aspiraciones, como en la juventud. Al contrario, se agradece que todo eso haya quedado lejos. Y los que escribimos, necesariamente hemos de hacerlo desde otro lugar y perspectiva: ya no por triunfar, sino compartir; no por imperativo ético o vocacional, sino por algo mucho más sencillo: ocupar bien la jornada, hacer lo que uno sabe hacer, disfrutar del placer de narrar y luego de leer. Es así de simple. La óptica no puede ser la misma. Puedes resistirte: sería una estupidez.

(Pablo d’ Ors)

Charlatanes y políglotas reducen palabras a silencio, según sea el daño y los años.

El lenguaje facilita la interpretación que hace el hombre si asimila y asocia fracaso con intento fallido, cuya ocurrencia y no mera apariencia puede generar intensa lección y memorable aprendizaje, semilla insustituible de abundante fruto a lo largo del tiempo.

La mente busca seguridad, poder identificarse con algo, alcanzar a definirlo para etiquetarlo y al hacerlo propio cae en la trampa de la defensa/justificación

por fuera cuando la lucha discurre por dentro.

Del fracaso estrepitoso a la lección inolvidable como testimonio vital

La certeza no es la realidad. (Mario Alonso Puig)

Muchas empresas y organizaciones priorizan y premian el nº de fracasos en entrevistas de selección, ponderando la audacia y resolución que brinda afrontar lo desconocido o incierto para trascenderlo y salir más fortalecido para nuevo embate. En China, así como en muchos pueblos asiáticos milenarios en los que el taoísmo hace acto de presencia, se dirime entre el HACER o NO HACER con todas sus consecuencias,

siempre ejemplificantes y aleccionadoras.

Insinuar el intento sin determinación define a la persona tibia: Un proyecto de empresa propia no es propio de personas dubitativas; lo incuba un miembro de la familia y el núcleo familiar sale a defenderlo con ilusión, pues se ganará o aprenderá pues la experiencia del reto nunca es tiempo perdido o mal usado.

Aprender no proviene de la apariencia, aunque tampoco de una excesiva certidumbre.

Todo cambia en apariencia y permanece en esencia. (Fray Marcos, OP)

La gran tentación a tomar decisiones que nos dejen solo; la tentación (hoy) es “seguir la corriente” en todo: Uno de los mayores peligros que nos depara el futuro inmediato, ya que nos estamos acercando cada vez más a ese tipo de sociedad compacta. La sociedad necesita de aquellos que tienen el valor de hacer lo opuesto a lo que hacen los demás. Si tenemos el valor de hacerlo, habremos logrado un cambio en nuestra sociedad. Por supuesto que nos van a gritar y decir: “este tipo o tipa está loco o es loca”,

pero debemos hacerlo.

(Thomas Merton)

Reflejar lo que somos y conjugarlo en un verso (universo)

Aspiramos a ser lo que vemos en el otro (al que solemos admirar y tomamos como referente) renunciando a lo que observamos en uno; síntesis menos tangible y más laboriosa que aplaza la introspección como prioridad; acceso exprés al Ser

en el que los peajes no son monetarios.

Si no estás dispuesto a Ser, nadie puede ayudarte. Si estás determinado a Ser,

nadie puede detenerte.

Hay gente que se infla como un globo de helio cuando el mundo está lleno de alfileres. (Anónimo)



AIRE Y GLOBO:

Aparentemente, el globo es una entidad separada del resto e incluso parece existir por sí mismo. En realidad, es solo una “forma” que está siendo sostenida por el mismo aire, nada distinto del que se halla fuera del globo. Mientras se vea como globo se sentirá forzosamente amenazado activando toda una serie de mecanismos para defenderse. Sin embargo, en cuanto se reconozca en su verdadera identidad de aire, todos los miedos habrán caído. El globo explotará antes o después, pero el aire se halla siempre a salvo.

(Fidel Delgado)

No se le llama a filas a quien hace acto de presencia y le anima una vocación de permanencia: La palabra nace huérfana cuando desdeña/ignora a la Madre – Esencia de quien la profiere y se aboca a esperar otra eternidad para “ponerse de largo” y socorrer a quien aún no ES. Si lo cotidiano fuera una embarcación, el lenguaje sería la principal vía de agua que puede hacer que zozobre y finalmente la hunda. El silencio es la pieza insustituible que puede cerrar semejante boquete blindándolo ante nuevas sacudidas.

El observador sale airoso cuando trasciende una realidad que, por evaluarla y no contemplarla, luce dispersa y tan fragmentada que induce y propicia un lenguaje repetitivo y cansino desde una coordinación mental de un cerebro que, quizá, no se abre por temor a salir volando.

Tener información no implica saber más sobre algo ni derecho a imponerlo porque sí.

Toda adquisición de conocimiento no implica entendimiento (desafiando a Aristóteles) si no se ve precedido de responsabilidad y prudencia para comprender lo que se afronta desde la serenidad y el recogimiento que procede de una capacidad luminosa.

Conocimiento no es lo que se recuerda sino lo que no se puede olvidar. (Confucio)

¿A qué le llaman distancia? Eso me lo habrán de explicar. Sólo están lejos las cosas que no sabemos mirar. Los caminos son caminos en la tierra y nada más. Las leguas desaparecen, si el alma empieza a aletear. Hondo sentir, rumbo fijo, corazón y claridad.

Si el mundo está dentro de uno, afuera, pa’ qué mirar. ¡Qué cosas tiene la vida!, misteriosas por demás. Uno está donde uno quiere. Muchas veces sin pensar.

(Atahualpa Yupanqui)

Madrid, a 20 días del mes de junio de 2020

(98º día de confinamiento, y último; por ahora)

58 vistas
Contacto

info@altagerenciainternacional.com

CEO Alta Gerencia Internacional:

Oscar Malfitano Cayuela

Sede Central: Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Buenos Aires -  Argentina

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

© 1991 by