top of page
Buscar
  • Alta Gerencia

Percepciones de vida para tratar de vivir mejor, Nacidos para envejecer, vivir por siempre jóvenes

diálogo virtual entre José María Gasalla (Director de Alta Gerencia Internacional Unión Europea - España) y Oscar Malfitano Cayuela (CEO Alta Gerencia Internacional).












José María Gasalla

Director de Alta Gerencia Internacional

Unión Europea - España













Oscar Malfitano Cayuela

CEO Alta Gerencia Internacional






Nuevo diálogo virtual entre José María Gasalla (JMG) y Oscar Malfitano Cayuela (Dr. Piedrola) donde repasan experiencias de vida, liderazgo y confianza.


JMG: “A cualquier edad tenemos la opción entre el tormento fértil y el bienestar soso”. Pascal Bruckner


JMG: Los seres humanos somos seres tremendamente evolutivos, cambiantes y con grandes posibilidades de crecimiento cognitivo, pero su ciclo vital parece como un círculo que se cierra y vuelve al origen cuando nos vamos haciendo mayores (me gusta lo de “grandes”).


Dr. Piedrola: La evolución natural de la especie nos trajo hasta aquí, durante esa evolución lenta los ritmos fueron cambiando y el ser humano desarrolló herramientas y tecnologías para tratar de vivir mejor, si bien pareciera que el crecimiento cognitivo se detendría, existen variadas formas de reestablecer las conexiones neuronales; el círculo imaginario que pensaste es adecuado, todo tiene un principio y un fin, el tamaño del círculo de vida o sea su superficie, lo construye cada uno con las acciones que realiza, esto sería como pensar que (C = π r²), en dónde ( π ) podrían ser las interacciones que realizas con otros y el radio podría ser frecuencia o intensidad con que las realizas; aunque el tiempo influye, no siento que sea el valor esencial. Cuánto mayor persona eres, mayor sería el círculo de la vida.


JMG: De pequeños nos encontramos en un estado de dependencia en el cual necesitamos del cuidado, la atención, la amabilidad, el amor de nuestros padres y esto mismo ocurre mucho más adelante, cuando ya somos mayores y nos acechan la enfermedad y todo tipo de achaques, que volvemos a necesitar de la amabilidad y el cariño de otros Y sentimos que nuestros padres ya no estén para volver a cuidarnos.


Dr. Piedrola: Alguien me dijo, una madre puede cuidar 10 hijos, pero muchas veces un hijo/hija, dice que no puede cuidar a su madre.

Hace algunos años IBM realizó una encuesta global sobre qué era lo que más deseaba el ser humano, la respuesta fue: La vida eterna.

No pienso en ser highlander pero su música y la actuación de sus actores se hacen merecedores de estar aquí:



JMG: Desde esa consciencia de que más adelante vamos a necesitar de otros, ¿Cómo es posible que en el medio del camino no mostremos amabilidad, cuidado, ternura hacia otros? O ¿Es que nos olvidamos de nuestros principios y no somos capaces de imaginar nuestro posible final?


Dr. Piedrola: A esto podríamos llamarlo evolución


JMG: Parece entonces que hay cosas que van y vienen en la vida. Nuestro nivel de dependencia es una de ellas.

Pero también lo puede ser el sentimiento de felicidad; hay algún modelo que habla de la U de felicidad afirmando que alrededor de los 20 años está uno en máximos, después vamos bajando hasta los 45-50 y a partir de esa edad se comienza a subir de nuevo (comienzas a tener menos responsabilidades, sobre todo familiares).


Dr. Piedrola: En mi libro Neuromarketing, publicado en el año 2004, relacionaba los colores, con los ciclos vitales y las visiones

estratégicas de cada espacio, rojo infancia, pasión; verde juventud adolescente crecimiento, amarillo adulto estabilización recambio, azul vejez madurez, hoy te agregaría violeta… experiencia vivida; mi gráfico de evolución sigue la orientación de las agujas del reloj y aunque es coincidente en las apreciaciones en cuanto a las responsabilidades, pero no lo estoy en cuánto a las oportunidades y logros de felicidad.



JMG: De cualquier forma, depende mucho de cómo llevemos física y emocionalmente nuestro envejecer.


Dr. Piedrola: Físicamente con los achaques lógicos de la edad, mentalmente activo y con ganas de seguir creciendo en conocimiento.


JMG: Y de esto va el artículo de este mes. De cómo conseguir un envejecimiento activo en el disfrute que como dice Bruckner podamos mantener pulsión y serenidad. Es un tiempo también para saborear los aprendizajes conseguidos a través de una larga vida.


Dr. Piedrola: Es tiempo de pensar y repensar. Este mes aparecen fotos del paraje del INCAE, en La Garita, Alajuela, Costa Rica. Allí estuve disfrutando con mis maravillosos alumnos del PAG (Programa de Alta Gerencia).


Para disfrutar y matizar les comparto una canción:






JMG: Y la música que nos acompaña es el conocido “Bolero de Ravel“que parece nos va señalando la pulsión de nuestra vida con sus toboganes que nos hacen vibrar. Y a mí me pasa sobre todo cuando me miro al espejo que es cada día. Me da la risa ver mis arrugas, mi barriga …


Dr. Piedrola: Hay cosas, que la barriga ya no me permite ver y otras que al tocarme noto su envejecer.


JMG: Como casi todo está en nuestra cabeza, es decir en nuestras creencias, nuestras expectativas, nuestra forma de ver la vida, que nos llevarán a nuestra actitud vital y a nuestra realidad que en definitiva viene definida por nuestra percepción.


Dr. Piedrola: Nuestra percepción viene determinada por nuestro ADN, luego las experiencias de la vida se encargan de hacer alguna modificación, pero la esencia y lo esencial de la percepción, no cambia, seguirá convirtiendo en creencia aquello que cree que percibe, y según su apertura mental aceptará o no otras percepciones de otros.


JMG: Así, ante realidades externas y objetivas similares, uno se puede sentir muy mal, desesperado y otro sentirse muy bien e ilusionado.