top of page
Buscar
  • Alta Gerencia

"CONVIVIRUS" reaprendiendo a convivir: Cuestionando, Cerebrando y Renaciendo.

por José María Gasalla (Director Pleno Alta Gerencia Internacional - Unión Europea - Sede España) con comentarios de Oscar Malfitano Cayuela (CEO Alta Gerencia Internacional).







Vista de puntos y puntos de vista de un diálogo virtual basado en el Learning Letter Nro. 152 de José María Gasalla (Director Pleno de Alta Gerencia Internacional - Unión Europea - Sede España).





Con comentarios y aportes de

Oscar Malfitano Cayuela (Dr.Piedrola)

(CEO de Alta Gerencia Internacional)











“Convivirus”: Aprendiendo a convivir con el virus


Renaciendo desde la responsabilidad y la confianza





JMG: Sin duda durante el confinamiento y el postconfinamiento hemos aprendido o reforzado cosas en las que ya creíamos. Y cada uno habrá sacado una lección que seguramente valdrá para lo que llaman “nueva normalidad”, que ya adelanto, que para mí no existe incluso me asusta. Me suena a robotización. A convertirnos en “seres normales”. ¡Vaya¡ Ahora me acuerdo de Aldous Houxley. ¡Cómo no¡ Para mí son tiempos de “incertidumbre compleja” en los que vamos a tener que aprender a vivir y sentirnos bien en ese vivir.



Dr. Piedrola: Todavía sigo confinado y creo haber aprendido a repensar en soledad, a indagar más sobre cuál es mi propósito, realizar una autocrítica y ratificar el rumbo iniciado hace más de veinte años acerca de las relaciones de las personas en las organizaciones.

Comparto la sensación robótica y mi memoria episódica me retrotrae a la época del servicio militar o “COLIMBA”, porque solo COrría, LImpiaba y BArría, la diferencia con este presente es que estando confinado en casa, sigue siendo una “COLIMBA” porque en casa, COcino, LImpio y Barro, pero tengo Internet de las cosas, de la música, de los videos, de los juegos, de la educación, que me entretienen pero cuidado que ello no nos hace mejorar nuestras redes neuronales, solo nos hace pasar el tiempo sin pensar. Para mí, son tiempos de “convivirus en el caos”, es decir, vivir con el virus en un entorno caótico.


JMG: Y, ¿qué he aprendido o ha “pegado” con más intensidad en mi cabeza?. Pues que los seres humanos o al menos yo, somos frágiles interdependientes y vulnerables.


Dr. Piedrola: Por momentos, me ha pegado el agobio, inicialmente el miedo, pero el equipo cerebral conoce muy bien el instinto de superación humana; sus veredas, senderos, los caminos, esquinas, cortadas y atajos que conforman la red de conexiones de su casa (ciudad llamada cabeza) que nos llevan a la recompensa buscada a través de una luz denominada esperanza. Concientizarme sobre mi vulnerabilidad, fragilidad y desnudez social me ha dejado atónito, perplejo, helado no por el invierno y caliente por la amenaza inesperada, me produjo un ruido interior muy fuerte, como vieja campana de la Iglesia que antes nos daba la hora y ahora se suma al silencio.

JMG: Diría incluso que los que más gritan, los más “machotes” gritan asustados


Dr. Piedrola: A los únicos “machotes” que escuche gritar fue a los Gobernantes, en especial a quienes dirigen los Ministerios de Salud, nos hablaron para asustarnos, porque ellos, estaban asustados o disponían información que le ciudadano común no tenía a su alcance.

JMG: Los seres humanos necesitamos de la acogida, el cuidado, el cariño que nos dan otros seres como nosotros. Y precisamos de ese reconocimiento y confianza. Que confíen en nosotros, que estén presentes al estar cerca de nosotros y cuando están lejos, también.


Dr. Piedrola: El cerebro es social, aprende por imitación y por contacto con otras personas, el reconocimiento y la confianza, son espacios del sistema racional, esta función está en crisis, porque primero debemos aprender a vivir en el miedo y superarlo, mientras él, se habitúa a esta situación, su plasticidad lo hace aprender y elaborar o reconectar sus redes neuronales, para a través del camino de la emoción positiva, llegar al núcleo de superación basado en la esperanza que nos hará reconstruir la confianza y luego vendrá el reconocimiento para aquellos que obraron por el bienestar y el estar bien.

JMG: Y en nuestra interacción es importante nuestra responsabilidad. Ser responsable es dar respuesta desde nuestra libertad. Nuestra libertad nos convierte en respuesta.


Dr. Piedrola: En un todo de acuerdo, querido José María, una de las respuestas está en la responsabilidad asertiva, respetando al otro y que me respeten a mí y al otro y que el otro me respete a mí, ponerse en el lugar del otro, ser uno en el otro, sentir al otro, empatía que le dicen.

JMG: Y durante esta pandemia ha habido mucha gente responsable que no ha esperado a que le digan qué hacer. Se han anticipado y han puesto sus recursos (materiales, emocionales, profesionales o espirituales) al servicio de otros.


Dr. Piedrola: Comparto lo que dices y lo siento como propio.

JMG: ¡Viva¡ ¡Que no decaiga ahora¡


Dr. Piedrola: Tú y yo, somos animales curiosos ,racionales, emocionales y hasta en algunos momentos identificamos con los “Caballos salvaje” porque ambos le damos valor a la vida.. Porque como nos diría Héctor Alterio, en la película Caballos salvajes: “La puta, que vale la pena estar vivo” .



JMG: La pandemia nos tiene que ayudar a ser más humanos. Lo que somos. No una caricatura.


Dr. Piedrola: La pandemia me ayudo a profundizar más sobre las neurociencias aplicadas al comportamiento esencial del ser humano y conocer más su esencia a través de la ciencia, en esto estoy, terminando un libro sobre Neurociencias Aplicadas en Educación, recreando al Educador y transformándolo en Neuroeducador.

JMG: Y es tiempo ahora de colaborar para reforzar la autoconfianza de muchos que la están pasando mal. E intento desde esta plataforma de la confianza ayudar todo lo que puedo.

Y, en eso, estoy.


Dr. Piedrola: Comparto contigo ideales de la vida, en mi website y en las redes dice: “Soy lo que hago para eso estoy”


Cuestionando y Cerebrando



JMG:

Cuestionamientos desde la confianza en tiempos de un COVID que no se va. ¿No será el momento …?


Dr. Piedrola: Cerebrando y cuestionando desde la percepción de las neurociencias.