Buscar

"CONVIVIRUS" reaprendiendo a convivir: Cuestionando, Cerebrando y Renaciendo.

por José María Gasalla (Director Pleno Alta Gerencia Internacional - Unión Europea - Sede España) con comentarios de Oscar Malfitano Cayuela (CEO Alta Gerencia Internacional).







Vista de puntos y puntos de vista de un diálogo virtual basado en el Learning Letter Nro. 152 de José María Gasalla (Director Pleno de Alta Gerencia Internacional - Unión Europea - Sede España).





Con comentarios y aportes de

Oscar Malfitano Cayuela (Dr.Piedrola)

(CEO de Alta Gerencia Internacional)











“Convivirus”: Aprendiendo a convivir con el virus


Renaciendo desde la responsabilidad y la confianza





JMG: Sin duda durante el confinamiento y el postconfinamiento hemos aprendido o reforzado cosas en las que ya creíamos. Y cada uno habrá sacado una lección que seguramente valdrá para lo que llaman “nueva normalidad”, que ya adelanto, que para mí no existe incluso me asusta. Me suena a robotización. A convertirnos en “seres normales”. ¡Vaya¡ Ahora me acuerdo de Aldous Houxley. ¡Cómo no¡ Para mí son tiempos de “incertidumbre compleja” en los que vamos a tener que aprender a vivir y sentirnos bien en ese vivir.



Dr. Piedrola: Todavía sigo confinado y creo haber aprendido a repensar en soledad, a indagar más sobre cuál es mi propósito, realizar una autocrítica y ratificar el rumbo iniciado hace más de veinte años acerca de las relaciones de las personas en las organizaciones.

Comparto la sensación robótica y mi memoria episódica me retrotrae a la época del servicio militar o “COLIMBA”, porque solo COrría, LImpiaba y BArría, la diferencia con este presente es que estando confinado en casa, sigue siendo una “COLIMBA” porque en casa, COcino, LImpio y Barro, pero tengo Internet de las cosas, de la música, de los videos, de los juegos, de la educación, que me entretienen pero cuidado que ello no nos hace mejorar nuestras redes neuronales, solo nos hace pasar el tiempo sin pensar. Para mí, son tiempos de “convivirus en el caos”, es decir, vivir con el virus en un entorno caótico.


JMG: Y, ¿qué he aprendido o ha “pegado” con más intensidad en mi cabeza?. Pues que los seres humanos o al menos yo, somos frágiles interdependientes y vulnerables.


Dr. Piedrola: Por momentos, me ha pegado el agobio, inicialmente el miedo, pero el equipo cerebral conoce muy bien el instinto de superación humana; sus veredas, senderos, los caminos, esquinas, cortadas y atajos que conforman la red de conexiones de su casa (ciudad llamada cabeza) que nos llevan a la recompensa buscada a través de una luz denominada esperanza. Concientizarme sobre mi vulnerabilidad, fragilidad y desnudez social me ha dejado atónito, perplejo, helado no por el invierno y caliente por la amenaza inesperada, me produjo un ruido interior muy fuerte, como vieja campana de la Iglesia que antes nos daba la hora y ahora se suma al silencio.

JMG: Diría incluso que los que más gritan, los más “machotes” gritan asustados


Dr. Piedrola: A los únicos “machotes” que escuche gritar fue a los Gobernantes, en especial a quienes dirigen los Ministerios de Salud, nos hablaron para asustarnos, porque ellos, estaban asustados o disponían información que le ciudadano común no tenía a su alcance.

JMG: Los seres humanos necesitamos de la acogida, el cuidado, el cariño que nos dan otros seres como nosotros. Y precisamos de ese reconocimiento y confianza. Que confíen en nosotros, que estén presentes al estar cerca de nosotros y cuando están lejos, también.


Dr. Piedrola: El cerebro es social, aprende por imitación y por contacto con otras personas, el reconocimiento y la confianza, son espacios del sistema racional, esta función está en crisis, porque primero debemos aprender a vivir en el miedo y superarlo, mientras él, se habitúa a esta situación, su plasticidad lo hace aprender y elaborar o reconectar sus redes neuronales, para a través del camino de la emoción positiva, llegar al núcleo de superación basado en la esperanza que nos hará reconstruir la confianza y luego vendrá el reconocimiento para aquellos que obraron por el bienestar y el estar bien.

JMG: Y en nuestra interacción es importante nuestra responsabilidad. Ser responsable es dar respuesta desde nuestra libertad. Nuestra libertad nos convierte en respuesta.


Dr. Piedrola: En un todo de acuerdo, querido José María, una de las respuestas está en la responsabilidad asertiva, respetando al otro y que me respeten a mí y al otro y que el otro me respete a mí, ponerse en el lugar del otro, ser uno en el otro, sentir al otro, empatía que le dicen.

JMG: Y durante esta pandemia ha habido mucha gente responsable que no ha esperado a que le digan qué hacer. Se han anticipado y han puesto sus recursos (materiales, emocionales, profesionales o espirituales) al servicio de otros.


Dr. Piedrola: Comparto lo que dices y lo siento como propio.

JMG: ¡Viva¡ ¡Que no decaiga ahora¡


Dr. Piedrola: Tú y yo, somos animales curiosos ,racionales, emocionales y hasta en algunos momentos identificamos con los “Caballos salvaje” porque ambos le damos valor a la vida.. Porque como nos diría Héctor Alterio, en la película Caballos salvajes: “La puta, que vale la pena estar vivo” .



JMG: La pandemia nos tiene que ayudar a ser más humanos. Lo que somos. No una caricatura.


Dr. Piedrola: La pandemia me ayudo a profundizar más sobre las neurociencias aplicadas al comportamiento esencial del ser humano y conocer más su esencia a través de la ciencia, en esto estoy, terminando un libro sobre Neurociencias Aplicadas en Educación, recreando al Educador y transformándolo en Neuroeducador.

JMG: Y es tiempo ahora de colaborar para reforzar la autoconfianza de muchos que la están pasando mal. E intento desde esta plataforma de la confianza ayudar todo lo que puedo.

Y, en eso, estoy.


Dr. Piedrola: Comparto contigo ideales de la vida, en mi website y en las redes dice: “Soy lo que hago para eso estoy”


Cuestionando y Cerebrando



JMG:

Cuestionamientos desde la confianza en tiempos de un COVID que no se va. ¿No será el momento …?


Dr. Piedrola: Cerebrando y cuestionando desde la percepción de las neurociencias.






JMG: Mirando, creando un futuro desde la confianza. No será el momento de transitar del “des” al “res”. Momentos difíciles, de dolor, de muchas dudas y abunda el desconcierto, la desinformación, el desánimo, el despiste, la desconfianza, la desilusión, la desesperación, la desunión, e incluso el desamor.


Dr. Piedrola: La confianza se construye y reconstruye, “convivirus” con las dudas, el dolor, el desconcierto, la incertidumbre; recrear el ánimo, la ilusión, la esperanza, la unión y por siempre el amor; es una tarea titánica que está siendo interpretada por cada uno de los niveles de nuestro cerebro, es él el que percibe e interpreta la información y según el software que cada uno tiene incorporado en su ADN, será la respuesta que cada uno elabore. El tema central es que nuestro cerebro está confundido porque no encuentra en su memoria semántica respuestas adecuadas y su memoria episódica por ahora solo en el miedo encuentra respuestas instintivas. El miedo es el peor enemigo del futuro porque limita los caminos de la esperanza, pero nuestro cerebro, está cerebrando, recreando, repensando, reperfilando ,reconstruyendo, renaciendo en este entorno caótico.

Síntesis: Un jugador del equipo cerebral me dijo: “Estamos complicados”.

JMG: Ansiamos avanzar hacia el desconfinamiento y no estar sujetos a las arbitrariedades de algunos descerebrados con poder.


Dr. Piedrola: En la vida, aprendí que el poder del cargo, lo tenés mientras estás en el cargo, el cargo y el poder no lo llevas a tú casa ni tampoco lo tenés en la cama; quienes piensan que el cargo y/o el poder son eternos, cuando caigan en la nueva anormalidad, se van a golpear muy feo. Lo que es justo para algunos puede ser arbitrario para otros, es solo toma de decisiones que la historia juzgará a la luz de disponer información más transparente y ética, por ahora, “convivirus”, aprender a vivir con el virus, con infodemia y lavandina; metafóricamente en el futuro algunos no se podrán “lavar las manos” por lo que han hecho desde el poder del cargo.

JMG: Y desde la consciencia de nuestra vulnerabilidad, es el momento de transitar hacia la recuperación.


Dr. Piedrola: Nos hemos concientizado de nuestra vulnerabilidad, el circuito cerebral de las recompensas ya reconoció el castigo acontecido por el error humano acontecido en la creación del virus, aunque creo que nada de esto fue un error, ya lo comenté con música de Coty, en otro posteo, pero lo bueno es que estamos disminuyendo los niveles de adrenalina (temor, miedo) e incrementando lentamente los niveles de serotonina, que mejoran el estado de ánimo, nos estamos recuperando, tú vas un paso adelante, porque lamentablemente tienes más experiencia que yo en las lides de “convivirus” pues estás desconfinado, yo aún sigo en casa. Creo que finalmente hemos aprendido la lección y solo con lavandina y lavarse las manos, quedándonos en casa no es una solución, es parte de la solución, nosotros somos la otra parte; responsable..

JMG: Reflexionando, reiniciando, reciclando, reinventando, renovando, renaciendo seguramente con más rebeldía, proponiéndome más retos, reduciendo cosas y personas resaltando lo que tengo, recuperando lo valioso y buscando resultados seguramente en remoto. No es transición es una revolución.


Dr. Piedrola: En Alta Gerencia Internacional, estamos abocados a la aplicación de las neurociencias para comprender y conocer más el comportamiento esencial del ser humano, nos gusta poner en valor el nuevo valor del ser y a ello lo llamamos ”Re Evolución”.

Es nuestro deseo “Re evoluciona” y mejora;, comparto contigo la visión de que no es una transición, sino que es una transformación.

JMG: Un autómata no se cuestiona. Un robot tampoco. Al menos, más allá de los parámetros previstos.

Nosotros como seres humanos lo necesitamos para aprender, para crear, para desarrollarnos, para cambiar…para vivir.

Y son los tiempos diferentes, especiales, únicos, los que nos impulsan más a hacerlo. Es ahora. Vayamos a ello.


Dr. Piedrola: Isaac Asimov en uno de sus cuentos. Nos planteaba algunas cuestiones acerca de un robot, que quería ser humano, finalmente lo fue, aunque tarde, pero le reconocieron sus sentimientos y su valor por la humanidad; vos y yo no somos literalmente totalmente autómatas, recomiendo volver a ver esta película para sentirnos más humanos.

Les doy dos opciones a elección, la escena del pedido inicial en la cual argumenta los motivos para ser humano. Argumentos para ser humano:



La escena del juicio final en la cual prefiere elegir no ser inmortal y ser humano.


Gracias por mirar las dos, si lo hiciste te reconfortaste como ser.

El orden de los cuestionamientos no altera el razonamiento

JMG: CUESTIONAMIENTO 1

Al irnos haciendo más conscientes de nuestra vulnerabilidad.

¿No será el momento de librarnos de nuestra arrogancia, de nuestros caprichos, deseos y necesidades superfluas, de nuestra soberbia, de nuestra ignorancia?


Dr. Piedrola: El volver a la caverna, cueva o casa de antaño, desnudó la fragilidad y como dije antes, el termómetro del tiempo, explotó por el frío y el calor que recibió al mismo tiempo; nuestro cerebro se sintió inicialmente extraño porque estaba en un lugar conocido porque estaba en su casa, pero se encontraba raro, confundido y económicamente fundido; en forma imprevista y sin planearlo precipitadamente descendió trastabillando varios escalones, en esa súbita bajada recibió muchos golpes que lo hicieron volver a pisar una vieja realidad. Esa realidad que ya había olvidado su existencia, conocida como la Pirámide de satisfacción de las necesidades humanas de Abraham Maslow

lo hizo comprender que no era una escalera solamente ascendente sino que se había convertido en escalera de doble mano y que según el andarivel que a cada uno le toco transitar en esta pandemia, el caos en la cual está sumida la sociedad, le asignó a cada uno de nosotros, un nuevo resultado transitorio que cada cual con el tiempo llegará a evaluar los verdaderos resultados en los propósitos de la vida.

Sin embargo esta supuesta involución, también la podríamos considerar una Re evolución, porque la humanidad tomó más conciencia sobre la necesidad básica de la comunicación digital, algo que lógicamente, Abraham Maslow, no podría considerar en la época (1953) que concibió su pirámide.

En este punto, deseo dejar constancia, que los niveles plantados de fisiología (subsistencia), seguridad (mantener lo que tengo), afiliación (social, amigos) reconocimiento (autoconocimiento, confianza) y realización; se ajustan con precisión a un equivalente sobre los niveles y funciones del cerebro. Nivel primario o primitivo o reptiliano: sobrevivir; Nivel límbico emocional (emociones básicas de relacionamiento), nivel corteza y su relación con los límites morales y planes futuros. Síntesis: The winner is: Internet and Industria Farmacéutica, si piensas distinto es porque estuviste feliz porque no estuviste conectado y/o porque no deseabas la aparición de una vacuna.

JMG: CUESTIONAMIENTO 2

Inundados e invadidos por otra pandemia, la infodemia.